Desarrollo de la planificación centrada en la persona

Nosotros lo llamamos comúnmente PCP, es el método que utilizamos para ver qué apoyos necesita cada persona con discapacidad para que puedan decidir qué es lo importante en sus vidas. Junto con un grupo de apoyo pueden participar en la comunidad, hacer actividades, tener relaciones personales… es decir, decidir qué quieren hacer en su vida, y tener el máximo control posible sobre ellas.

También hemos introducido los llamados Planes de Futuro Personal, y la Planificación por adelantado para las personas con más necesidades de apoyo y aquellas más mayores que viven la última etapa de su vida.

Centro de día en la comunidad “Benisaudet”

Un programa de atención diurna en el entorno comunitario para personas con discapacidad intelectual con necesidad de apoyo extenso o generalizado.

El espacio está pensado para poder personalizar la atención de día, generando un ambiente confortable, estimulante y acogedor, basando toda la atención en los recursos que ofrece la comunidad. Trabajando mano a mano con las personas usuarias,conociendo sus gustos y preferencias y elaborando conjuntamente con ellos y ellas su plan de actividades y desarrollo.

El factor principal y diferenciador de este centro de día es que todos los recursos necesarios y las oportunidades ofrecidas serán del propio entorno comunitario. Es un recurso de gran valor donde las personas con discapacidad aportan a la comunidad con sus actividades y presencia.

El nombre de Benidaudet hace referencia al barrio de Alicante donde está situado el recurso, en concreto en la calle Agustín Jiménez Navarlaz, nº 4. Financiado con el IRPF de la Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana.

 

Ocio inclusivo

Como a cualquier persona, con o sin discapacidad, tener posibilidades de ocio y poder escogerlas es lo que aporta calidad de vida.  Con el programa de ocio pretendemos ofertar ese abanico de posibilidades respetando sus gustos y preferencia y organizando los apoyos necesarios para poder salir y disfrutar.

Son muchas las actividades que organizamos de forma personalizada para todas las personas de San Rafael incluidas las del programa de Respiro familiar.

Incremento de las relaciones interpersonales a través del voluntariado

Esta iniciativa tan interesante se basa en el voluntariado. Personas motivadas, formadas y comprometidas con las personas atendidas en el Centro San Rafael. Personas para personas. Tratan de compartir espacios de vida, conocer la realidad de la discapacidad y apoyarlas en sus necesidades.

Apoyo a personas con discapacidad y necesidades especiales y a sus familias

Algunas personas con discapacidad de San Rafael presentan alteraciones de su salud mental o conductas, tras un diagnóstico preciso, este programa trata de ofrecer los apoyos para mejorar su calidad de vida, y entender sus expectativas y posibilidades de futuro.

Cuando las conductas se adaptan mejor al entorno y sus necesidades, posibilitan una mejor calidad de vida (lo llamamos soporte conductual positivo)

De igual manera el programa facilita apoyos y formación a la familia para que la convivencia mejore y pueda aumentar la permanencia en el hogar.

Programa de autogestores (Plena Inclusión)

Los grupos de Autogestores están formados por hombres y mujeres, adultos, con discapacidad intelectual que se reúnen de forma periódica, para promover la autogestión y la autodeterminación.

Nuestra Fundación cuenta con dos grupos de personas, uno de residencia y otro de Centro de día que se reúnen una vez a la semana y forman parte de la red de autogestores de Plena Inclusión CV, participando activamente en los encuentros que se hacen a nivel autonómico con grupos de otros centros. También hemos acudido a los encuentros estatales de autogestores.

Programa de deporte

Como a muchísima gente, el deporte en las personas con discapacidad es igual a salud, a expresión, a pasarlo bien, a cuidar el cuerpo.

En el Centro San Rafael  tratamos de adaptar a las posibilidades de cada persona para que pueda practicar deporte, es una forma de mejorar el cuerpo y a la vez relacionarse con otras personas. Practicar deporte les ofrece proporcionará mayor autoconfianza, autoestima y redundará en un grado mayor de independencia.

Programa de estimulación basal

Algunas personas con discapacidad intelectual tienen más dificultades para disfrutar de algunas experiencias por el grado de afectación.

Cuando los estímulos que reciben son muy reducidos y hay poca interacción con el entorno, aplicamos la llamada estimulación basal para que la persona se experimente a sí misma y a su entorno físico y relacional de manera satisfactoria.

La estimulación basal, aumenta los estímulos a través de los sentidos, mejora su propiocepción y además le da mayor sentidos a sus vidas, cambiando las rutinas diarias en verdaderos rituales esperados y disfrutados.

Para ello contamos con medios especiales como la Sala Snoezelen de estimulación multisensorial y también aprovechamos los distintos espacios vitales de la persona.

Taller de alternativas escénicas TAE

Desde el año 1988, contamos con un taller de teatro para poner en juego la creatividad, la imaginación, la ilusión y la expresividad de las personas de la fundación. La iniciativa surgió a  propuesta de un grupo de profesionales del centro que confiaban en las posibilidades que ofrece el mundo de la escena.

Más de una treintena de montajes diferentes se han desarrollado y presentado en distintos certámenes y escenarios de la provincia.

Grupo “mayores en la comunidad”. Envejecimiento activo

En San Rafael algunas personas ya han cumplido los 65 años y nos dimos cuenta que tocaba adecuar la oferta de actividades comunitarias a su edad y realidad de gustos y preferencias. Una vez más, con discapacidad o sin ella, se trata de acercarnos a la realidad de la persona que ya es mayor.  Por otro lado, paliar los efectos de una jubilación no elegida para algunas personas de la fundación que acudían a centros ocupacionales, para mantener una adecuada variedad de opciones.

Programa de percusión brasileña

La percusión es una de las grandes ofertas de aprendizaje musical y de habilidades con las que contamos en San Rafael. Un grupo de percusión compuesto por personas con discapacidad y profesionales del centro que además de pasarlo bien, permite trabajar la constancia y la cooperación. Tiene muchos efectos sociales y nos permite participar de muchas actividades y eventos comunitarios de una forma divertida y formativa.

Programa jóvenes: “necesitamos acción”

Como todos los jóvenes, las personas con discapacidad tienen muchas energías y ganas de vivir pero que necesitan apoyos especiales para encontrar actividades adaptadas a las que dedicar su tiempo.Algunos chicos/as por diversas circunstancias familiares o personales, han tenido que ingresar antes de lo habitual en la residencia, pero tratamos de disfrutar con ellos de salidas a la comunidad, actividades dinámicas, deportivas, juegos, talleres, durante un horario más amplio y de manera más intensiva de lo que suele ser habitual para el resto.

Además de disfrutar de cada actividad, sabemos que así prevenimos problemas de conducta y mejoramos la convivencia en el centro y con sus familias.

Programa de apoyos para la inclusión

Como a cualquier persona, sentirse integrado en una comunidad es fundamental para que tu vida tenga sentido. Conseguir que algunas personas de San Rafael disfruten de la piscina municipal, ir a grupos de baile o aprendan música en la escuela es un regalo para sus vidas y supone un cambio importante para ellas.

Programa de sensibilización hacia las personas con discapacidad

Además de atender las necesidades de las personas con discapacidad, es necesario promover la concienciación y la movilización social entre la juventud así como la acción voluntaria  en el Centro San Rafael.

Para ello tenemos acciones de sensibilización, como charlas en institutos y colegios y visitas acompañadas en el propio centro.

adminMejora calidad de vida