¿Qué hacemos?

Apoyamos a más de 100 personas con discapacidad intelectual y grandes necesidades de apoyo a través de distintos servicios y programas que van desde la atención residencial al apoyo individual.

En la Residencia San Rafael viven 60 personas en hogares de 12 plazas, donde tratamos de que se sientan como en casa, disfrutando a diario de la mejor calidad de vida posible.  En la residencia viven personas con discapacidad intelectual que necesitan mucho apoyo para su día a día.

En la residencia llevamos a cabo una atención muy personalizada, donde tras trabajar con cada persona cuáles son sus sueños y expectativas, tratamos de poner todos los recursos a nuestro alcance para que puedan hacerse realidad. Nos gusta sentir que cada vida que compartimos aquí, merezca siempre ser vivida por su dignidad, atención y realidad.

En cada hogar, tras el aseo y el desayuno, ofrecemos una cantidad enorme de actividades dentro de San Rafael y en la comunidad: actividades de convivencia, de ocio, de vida social, así como servicios de rehabilitación, todos siempre personalizados.

La “resi”, como solemos decir, es un verdadero hogar de convivencia entre todas las personas, muy bien equipada para el desarrollo integral de una atención de calidad. Cocina industrial, lavandería, sala polivalente, servicio de fisioterapia, piscina climatizada de rehabilitación, sala de estimulación multisensorial,  un vivero entre otros muchos elementos, ayudan a que cada día, sea una experiencia gratificante de vida.

La residencia la inauguramos en 1995,  está abierta de forma continua todo el año, y está subvencionada por la Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana.

Como dice su nombre, en el Centro de Día, los chicos y chicas vienen a San Rafael durante el día para desarrollar juntos una serie de actividades terapéuticas, laborales o de tipo lúdico y después regresan a sus hogares. Una extensa y variada oferta de actividades dentro del centro de día y fuera conforman una programación que basamos en los sueños, preferencias y gustos que nos cuentan los chicos y chicas cuando empieza cada curso. Con ello tratamos que ellos y ellas sean protagonistas y parte implicada en el diseño de lo que el centro realiza.

Como en todos los recursos de la fundación, la programación la realizamos sobre unos modelos llamados de Calidad de Vida y de Planificación Centrada en la Persona que trata siempre de diseñar respetando y estimulando su capacidad de elección en la medida de lo posible.

Al centro llegan las personas bien desde su domicilio familiar, bien desde la vivienda Maldonado (vivienda tutelada que la Fundación San Francisco de Borja tiene en el centro de Alicante). La actividad se realiza de lunes a viernes, entre las 9:30 y 17:30 durante todo el año, excepto vacaciones de verano, navidad y semana santa, ofertando el servicio de comedor y de transportes todos los días que está abierto.

El centro de día está subvencionado por la Consellería de de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana.

La vivienda es una oportunidad para que siete personas con discapacidad intelectual, puedan vivir en comunidad contacto con los apoyos necesarios y personalizados. En una de las mejores alternativas residenciales que sentimos se puede ofrecer a personas con discapacidad.

La vivienda está ubicada en la calle Maldonado (junto al Ayuntamiento de Alicante) y tiene dos habitaciones dobles, tres individuales, cocina, baños adaptados y zonas comunes de comedor y salón. La vivienda se inauguró en el año 2007 y nos gustaría fuera ejemplo para más viviendas en un futuro.

La vivienda está en servicio todo el año, y las personas que allí viven, acuden a las actividades del centro de día en San Rafael, de lunes a viernes. Disponer de una vivienda en el centro de la ciudad supone, entre otras muchas cosas, la posibilidad de acceder a multitud de actividades formativas y de ocio como el resto de la ciudadanía y la posibilidad de visualizar de forma bonita las diferentes realidades de las personas con discapacidad.

La vivienda está subvencionada por la Consellería de de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana.

Ubicada en la misma finca que la Vivienda Maldonado, la Vivienda Gómez Trénor dispone de otras siete plazas para personas con discapacidad intelectual.
Esta vivienda, que se pone en marcha en el 2015, está en funcionamiento a lo largo de todo el año, convirtiéndose en el hogar de las 7 personas que allí viven. De lunes a viernes, seis de ellas acuden a las actividades del Centro de día en San Rafael y una al Centro Ocupacional Maigmó.
Esta segunda vivienda supone un nuevo paso en la apuesta de San Rafael – Fundación San Francisco de Borja por la inclusión real de las personas en entornos de vida comunitarios.

La vivienda está subvencionada por la Consellería de de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana.

Cuidar a las personas con discapacidad no siempre es posible como quisieran algunas familias. Desde San Rafael prestamos apoyo puntual o periódico en la residencia o el centro de día para que las familias puedan descansar o atender otras necesidades.

Muchas veces hay que atender otro familiar, salir de viaje o estar hospitalizados y para eso ofrecemos que la persona con discapacidad se quede en San Rafael como forma de mejorar la calidad de la vida familiar.

Suelen ser estancias de fines de semana o de días puntuales, de forma flexible para permitir dar respuesta al gran abanico de necesidades que se presentan.

El programa está subvencionado por la Concejalía de Acción Social del Excmo. Ayuntamiento de Alicante

logo-ayuntamiento

Somos conscientes que el mejor entorno para vivir es el propio hogar y a veces para que sea posible, solo hacen falta apoyos. Evitar los centros y la institucionalización de las personas con discapacidad siempre que sea posible. Para ello, en 2010 comenzamos un programa de apoyos en la vivienda para dos hermanos que al quedar huérfanos decidieron continuar viviendo en su domicilio familiar. Supone que coordinamos los apoyos en la comunidad (domicilio, familiares o vecinos) con los del centro de día y respiro familiar que tenemos en San Rafael. Siempre que se pueda, es mejor residir en el propio hogar.

adminServicios